Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso – Miguel Delibes

Abril de 1979, Eugenio Sanz Vecilla encuentra un anuncio en una revista mientras espera en la consulta del doctor.

“Señora viuda, de Sevilla, cincuenta y seis años, aire juvenil, buena salud. Cincuenta y tres kilos de peso y un metro sesenta de estatura. Aficionada a música y viajes. Discreta cocinera. Con caballeros de hasta sesenta y cinco años, similares características.”

CArtas de amorPor alguna razón, después de leerlo, arranca furtivamente la página y, cuando llega a casa, se ve impelido a escribir una carta, empezando así una correspondencia con la viuda de Sevilla. Eugenio envía una carta semanalmente al principio y cada pocos días hacia el final, acelerándose, con prisa por avanzar en la relación a distancia.

En el libro solo leemos las cartas de él, las de la viuda debemos imaginarlas y juzgarlas como podamos, con pocas pistas sobre su carácter.

Eugenio escribe de manera honesta, y así, a veces de forma torpe o excesivamente brusca o poco delicada, expresa sus opiniones sobre todo tipo de temas en sus cartas. Son tan cotidianos, tan humanos los temas que Eugenio elige para sus confidencias, que en cierto modo las cartas se vuelven cada vez más íntimas. A veces galantes, románticas, bruscas o caprichosas, a veces irritantes o cursis sin motivo justificado, las cartas de Eugenio nos dan idea de un modo de hacer las cosas de determinada generación de españoles en la segunda mitad del siglo XX.

Miguel Delibes traza en Eugenio los rasgos de un personaje aprensivo, torpe, impaciente, sólo, que sueña con el amor en la última parte de su vida sencilla, que por momentos recuerda a la propia vida del escritor, en sus humildes inicios como periodista, por ejemplo.

No es esta evidentemente una de las mejores obras de Delibes, ni mucho menos, pero no deja de hablar un poco sobre él, y eso, tratándose de este magnífico escritor español, no es poco.

Os dejo un fragmento:

13 de septiembre

¿Cómo te encuentras, amor? Me gustaría poder contarte una historia que te absorbiera, una historia apasionante y minuciosa, como las que me contaba mi difunta hermana Eloína cuando niño, cada vez que caía enfermo con anginas. Las anginas fueron la enfermedad de mi infancia. Casi te diría que, de los tres a los quince años, durante los crudos inviernos del pueblo, apenas abandoné la cama. Recuerdo que, estando con fiebre, la cama me desazonaba, no encontraba lugar para la cabeza y tanteaba con los pies entre las sábanas buscando un rincón inédito, no recalentado. Al atardecer, cuando mayor era mi desasosiego, entraba de puntillas en la habitación, con su calceta, mi difunta hermana Eloína, se sentaba orilla mi vieja cama de hierro y empezaba a relatarme una historia interminable, llena de incidencias y sorpresas. No recuerdo cuánto tiempo duraban sus relatos pero, inevitablemente, al concluir, yo estaba tranquilo, relajado bajo las mantas. ¡Qué sensación tan placentera! Así me gustaría atenderte a ti. ¿Te pone tu hijo música todos los días? ¿Vigilas las transaminasas? Cuídate, amor; hay alguien en el mundo que te necesita. Te quiere un poco más cada día,

E.S.
Fragmento

CSDL

DATOS DEL LIBRO

Título – Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso

Autor – Miguel Delibes

Páginas – 152

Precio – 15 €

Editorial – Destino

Año de edición- 1983

ISBN – 9788423343089

Acerca de CSDL

Periodista, pero vamos. Profesor en potencia. Lector, caminante. Cine, fútbol y radio. Miguel Delibes, J.D. Salinger, Raymond Carver y Richard Ford.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: