La ruta de don Quijote – Azorín

Captura de pantalla 2019-10-20 a las 14.18.04A pesar de haberme llevado dos libros conmigo mientras pasaba unos días de vacaciones junto al Cantábrico, me encontré con esta obra por casualidad y su lectura desbancó a aquellas rápidamente. Además la leí, no en tamaño bolsillo, sino en un formato diminuto que literalmente cabía sobradamente en la palma de mi mano. La edición databa de diciembre 1951 y era un regalo de la Colección Crisol “a amigos, lectores y libreros de todo el mundo” con motivo de la Navidad. Otro país completamente diferente. 

Bien, al grano. El lector acompañará al viajero Azorín en su periplo desde Madrid a Argamasilla, Puerto Lápiche, Ruidera, Montesinos, Criptana o el Toboso, para conocer mejor a Cervantes y a sus dos más memorables personajes, para comprender y acercar mediante sus potentes descripciones aquellos sitios que son el escenario de las aventuras quijotescas. 

“Yo amo esa gran figura dolorosa que es nuestro símbolo y nuestro espejo. Yo voy -con mi maleta de cartón y mi capa- a recorrer brevemente los lugares que él recorriera.”

En su camino se suceden buenas gentes manchegas, orgullosas de pertenecer a la gloriosa herencia de compartir geografía con Miguel. También se encontrará Azorín con profundas quietudes, penumbras frecuentes, cerros, campos desiertos, kilómetros y kilómetros de silencio. Y en esa calma comprende al fin el autor que el Caballero de la Triste Figura sólo podía surgir de allí, lugar sencillo y sobrio, donde nunca parece ocurrir nada, caldo de cultivo del mejor recurso ante la monotonía, la imaginación.   

Venera Azorín en estas páginas esta silueta que ha trascendido los siglos, que llama la atención por su sencillez y sobriedad a tantos eruditos que, perplejos, parecen decir: “¿Dónde va ese loco? ¿Buscando qué?” 

“Y marcháis, marcháis, contra el viento, azotados por las nubes de polvo, por la ancha vía interminable, hasta llegar a un casino anchuroso. Entonces, si es por la mañana, penetráis en unos salones solitarios, con piso de madera, en que vuestros pasos retumban. No encontráis a nadie; tocáis y volvéis a tocar en vano todos los timbres; las estufas esposan apagadas; el frío va ganando vuestros miembros. Y entonces volvéis a salir; volvéis a caminar por la inmensa vía desierta, azotado por el viento, cegado por el polvo; volvéis a entrar en la fonda -donde tampoco hay lumbre-; tornáis a entrar en vuestro cuarto, os sentáis, os entristecéis, sentís sobre vuestros cráneos, pesando formidables, todo el tedio, toda la soledad, todo el silencio, toda la angustia de la campiña y del poblado.”

Decidme, ¿no comprendéis en estas tierras los ensueños, los desvaríos, las imaginaciones desatadas del grande loco? La fantasía se echa a volar frenética por estos llanos; surgen en los cerebros visiones, quimeras, fantasías torturadoras y locas.”

Respecto al encuentro con Azorín, nunca le había leído y ha sido un descubrimiento estupendo. Recordé, además, cómo en la facultad cierto profesor ponía a menudo su estilo literario de ejemplo para que aprendiésemos a describir como periodistas lo que veíamos, para ser verdaderamente capaces de ser los ojos del lector. Ahora comprendo. 

José Martínez Ruiz nació en Monóvar (Alicante) en 1873 en una familia acomodada, siendo el mayor de 9. Estudió derecho en Valencia al tiempo que comenzaba a interesarse por el periodismo y la literatura desde el anarquismo, escribiendo críticas en publicaciones locales. Sus pasos le llevan a cabeceras nacionales con sede en Madrid, como Revista Nueva, El País o ABC, entre otros, donde se crea un nombre a golpe de pluma.

Habiendo virado hacia el conservadurismo, a comienzo de siglo se introduce en política, siendo diputado y ocupando diversos cargos públicos, pero sin abandonar su perfil periodístico. En 1924 fue elegido miembro de la Real Academia Española. Cuando estalló la Guerra Civil huyó de Madrid del Frente Popular y con su esposa se refugió en Francia. Miembro de la Generación del 98, su obra, compuesta por ensayo y novela fundamentalmente, pero también por teatro, es extensísima.

Falleció el 2 de marzo de 1967.

 

CSDL 

 

DATOS DEL LIBRO

Título – La ruta de don Quijote

Autor – Azorín

Páginas – 176

Precio –  9.80 €

Editorial – Cátedra

Lugar y año de publicación –

ISBN – 978-84-376-0498-5

Acerca de CSDL

Periodista, pero vamos. Profesor en potencia. Lector, caminante. Cine, fútbol y radio. Miguel Delibes, J.D. Salinger, Raymond Carver y Richard Ford.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: