Entradas etiquetadas: Carmen Martín Gaite

Cuentos completos – Carmen Martín Gaite

Confieso que me puedo estar enamorando de la manera de escribir de esta señora tan especial.  Las reseñas deberían ser más objetivas, me doy cuenta, pero cuando disfruta uno tanto con ellas, cuando cada cuento te golpea más fuerte que

Cuentos completos – Carmen Martín Gaite

Confieso que me puedo estar enamorando de la manera de escribir de esta señora tan especial.  Las reseñas deberían ser más objetivas, me doy cuenta, pero cuando disfruta uno tanto con ellas, cuando cada cuento te golpea más fuerte que

Irse de casa – Carmen Martín Gaite

Amparo Miranda no era nadie en su pueblo natal. Luego, se convirtió en alguien a través de la costura por voluntad, propia y sobre todo de una madre soltera y orgullosa, y emigró a Manhattan, pero se dejó algo atrás.

Irse de casa – Carmen Martín Gaite

Amparo Miranda no era nadie en su pueblo natal. Luego, se convirtió en alguien a través de la costura por voluntad, propia y sobre todo de una madre soltera y orgullosa, y emigró a Manhattan, pero se dejó algo atrás.

Querido Miguel – Natalia Ginzburg

Mediante misivas, Natalia Ginzburg nos presenta en esta obra a una familia romana en los años 70 y a algunos parientes o amigos cercanos que participan en la comunicación esporádica. Dicen que la autora italiana solía interesarse por la complejidad

Querido Miguel – Natalia Ginzburg

Mediante misivas, Natalia Ginzburg nos presenta en esta obra a una familia romana en los años 70 y a algunos parientes o amigos cercanos que participan en la comunicación esporádica. Dicen que la autora italiana solía interesarse por la complejidad

Lo raro es vivir – Carmen Martín Gaite

  Una relación entre madre e hija con múltiples y complejas pero atractivas aristas en el Madrid de finales del siglo XX. El reto de la memoria y el dolor, ingredientes con los que tanto le gustaba jugar a la

Lo raro es vivir – Carmen Martín Gaite

  Una relación entre madre e hija con múltiples y complejas pero atractivas aristas en el Madrid de finales del siglo XX. El reto de la memoria y el dolor, ingredientes con los que tanto le gustaba jugar a la